Estudiando y Aprendiendo...

domingo, 28 de noviembre de 2010

MOTIVACIÓN EN LOS NIÑOS...



Intoducción
  la motivación lleva a que los niños sientan ganas de hacer los deberes y/o de asistir cada día a clase, de tal manera que, cada jornada, encuentran una motivación determinada para aprender y no faltar en el colegio.
Por este motivo, saber cómo desarrollar la motivación en los niños es algo que puede ayudar –y mucho- no sólo a los propios niños en sí, sino a aquellos padres que no saben cómo motivar a sus hijos para que estudien y hagan los deberes.

¿Que es la motivación?

El MOTIVACION es el impulso mental que nos da la fuerza necesaria para iniciar la ejecución de una acción y para mantenernos en el camino adecuado para alcanzar un determinado fin. La motivación es una fuerza en movimiento. La intensidad de esa fuerza es cambiable y es así como una persona, altamente motivada, posteriormente puede mostrar menor interés en desarrollar la acción. Por este motivo es necesario emplear técnicas de reforzamiento. Entre ellas podemos mencionar las siguientes: PROPÓSITO,  VISIÓN, CONFIANZA, COMPROMISO. 


¿Cómo desarrollar la motivación en los niños?
En primer lugar, se debe tratar de reforzarles de manera positiva, elogiándolos por sus logros y esfuerzos, y por todo aquello que consigan. Como de buen seguro sabes, todos necesitamos escuchar que estamos haciendo bien nuestro trabajo; y por ende, los niños mucho más.
Los niños tienden a imitar todo lo que hacen los adultos; por este motivo, es de vital importancia proporcionarles modelos de conducta buenos que puedan imitar.
Enseñarles a atribuir el éxito a su talento y a su esfuerzo, valorando el esfuerzo cuando no se han logrado los resultados esperados les ayuda a que no decaigan cuando algo les cuesta; sobretodo, cuando suspenden algún examen.
Saber qué técnicas de estudio son las adecuadas y enseñárselas favorece la sensación de autoeficacia, de forma que los alumnos tenderán a confiar más en ellos mismos.

Formas en que la Maestra puede motivar a los Niños

Motivando a través de los estímulos propios de los niños
  • Adaptar tareas a los intereses de los niños.
  • Incluir novedades y variedad de elementos.                       
  • Que los niños elijan y tomen decisiones autónomas.
  • Permitir que el niño responda activamente.
  • Retroalimentación inmediata a las respuestas del niño.
  • Que los niños logren productos terminados.
  • Incluir la fantasía o elementos de simulación.
  • Incorporar juegos a los ejercicios.
  • Dar oportunidades de interacción entre los compañeros.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada